Inseguridad y altos costos paralizan el 55% del transporte de carga en Venezuela

En Venezuela, la mayoría de la mercancía es trasladada sobre ruedas, por lo que el estado del sector de transporte de carga influye directamente en el abastecimiento de alimentos, ropa, maquinaria y cualquier rubro en las ciudades del país. Pero actualmente el gremio está en crisis ,pues los saqueos, atracos y el alto costo de los repuestos tienen en jaque a los transportistas. Como resultado, de los 800.000 vehículos de carga que hay en el país, el 55% están paralizados por diferentes motivos, según las cámaras de transporte pesado.

Sin protección ante los saqueos

El presidente de la Cámara Nacional de Transporte Pesado, Arsenio Manzanares, declaró a Efecto Cocuyo, el viernes 19 de enero, que los transportistas están desprotegido ante los atracos y los saqueos que se registran en las carreteras de Venezuela.

“Las aseguradoras no están ofreciendo pólizas que cubran la mercancía que trasladamos, por lo que, si somos robados, nosotros tenemos que pagar lo perdido a nuestros clientes”, explicó.

Manzanares, dueño de una empresa de transporte pesado, con una flota de 45 gandolas, decidió cerrar su compañía y paralizar todas las unidades; considera que, ante los saqueos y robos, es preferible dejar sus vehículos guardados hasta que mejore la situación. “Los 45 choferes se quedaron sin trabajo, pero no puedo seguir arriesgándome así. Hace dos meses me robaron dos gandolas en El Guapo (Miranda)”, dijo.

Manzanares advierte que las rutas más peligrosas para un chofer son la vía entre Caucagua y la curva de Tapipa (Miranda); la carretera Lara-Zulia, entre Carora (Lara) y El Venado (Zulia), la vía entre El Guapo y Cúpira, poblaciones del estado Miranda; la carretera entre Nirgua (Yaracuy) y Bejuma (Carabobo); el trayecto entre Acarigua (Portuguesa) y Barinas, y la vía que separa a Cumaná (Sucre) de Barcelona (Anzoátegui).

El modus operandi que utilizan los delincuentes es esperar a que la gandola se detenga casi por completo antes de pasar los “policías acostados”. Bloquear las vías con troncos. Lanzar cabillas, tubos o cualquier objeto de metal, para que el chofer se detenga y robarle amenazándolo con armas de fuego.

En la vía entre Barcelona y Cumaná, los piratas de carretera, montados en vehículos, logran que los camiones se detengan amenazando a su conductor con armas largas.

“En la subida de La Mona, carretera entre Nirgua y Bejuma, los camiones van a 5 kilómetros por hora, debido al peso que llevan, lo que permite a los delincuentes asaltar a los choferes casi a pie”, detalló Manzanares.

Indicó, además, que el temor de los transportistas a ser saqueados o robados se suma, a las extorsiones de algunos funcionarios de los cuerpos de seguridad, que les quitan mercancía para dejarlos pasar por las alcabalas. “Ahora hasta los bomberos, quienes eran los más sanos, nos quitan productos para no sancionarnos por algún desperfecto en el vehículo”, aseguró.

Así como el representante gremial, otros transportistas decidieron no exponer sus unidades. “La Cámara que represento está a punto de cerrar, se ha desmembrado. En 2016 teníamos 85 afiliados a nivel nacional, ahora quedan 25”, informó. Dijo, además, que las cámaras de transporte pesado del Zulia, Falcón, Bolívar y Táchira, se extinguieron debido a la desafiliación de socios, quienes también han paralizado sus vehículos de carga.

Un caucho de gandola cuesta Bs. 45.000.000

La inseguridad es solo una parte de la crisis. El presidente de la Cámara de Transporte Pesado del Centro (Catracentro), Jhonathan Durvelle, informó a Efecto Cocuyo que gran parte de las unidades se mantienen en los estacionamientos inoperativas, por falta de cauchos, aceite y baterías, cuyos precios superan las ganancias que obtienen.

Cada caucho para una unidad de transporte pesado vale Bs. 45.000.000, que, si se multiplica por los 20 que usa una gandola, el costo por “encaucharla” es de Bs. 900.000.000.  Mientras que un tambor de aceite de 208 litros, que es utilizado para lubricar los motores de cinco gandolas, puede costar más de Bs. 400.000.000, precio que deben pagar los dueños de los transportes cada 30 días.

“Las tarifas en el mercado no se corresponden a los gastos. Por lo menos, un viaje de Valencia a Puerto Cabello debería costar Bs. 20.000.000, pero realmente están pagando Bs. 12.000.000 ¿Cuántos viajes se tienen que hacer para comprar un solo caucho? Es difícil mantenerse en esas condiciones”, dijo el representante gremial.

Explicó que, debido a la disminución de la capacidad productiva de la empresa privada, la cantidad de traslados con productos menguó. Si en Venezuela la producción industrial cayó 70%, según la patronal Fedecámaras, la cantidad de contratos se desplomó en la misma proporción.

“Algunos transportistas cobran a precios que no cubren la estructura de costos, para poder tener clientes, quienes, como es natural, eligen al más barato. Eso afecta a todo el sector, puesto que se nos hace más difícil cobrar tarifas ajustadas a la realidad”, aseveró el presidente de la Cámara.

El sector público también está en crisis. “Sabemos que las flotas de transporte del Estado tienen una gran parte de sus unidades accidentadas”, señaló Durvelle, quien explicó que las tarifas de las empresas públicas están ajustadas a los precios de los productos regulados, así que sus estructuras de costos no varían, están calculadas sobre la base de costes muy inferiores a la realidad del mercado. “Con esas estructuras irreales no tienen para comprar repuestos”.

La situación de la flota estatal contribuye al desabastecimiento, al ser el Estado el principal distribuidor y productor de alimentos en Venezuela. “Nosotros no podemos ser el eslabón más débil de la economía, queremos sentarnos con el Gobierno para resolver el problema. Estoy seguro que en conjunto podríamos resolverlo”, señaló el transportista.

Durvelle indicó que desde el 2015, cuando Haiman El Troudi, era ministro de Transporte, no reciben ninguna ayuda del Gobierno nacional. “Si no podemos aumentar las tarifas pedimos que el Gobierno nos ayude a conseguir repuestos y aceite, a precios que estén acorde a nuestras ganancias, para poder sacar las unidades accidentadas”.

(Visited 151 times, 1 visits today)

Comentarios

8 Comments
  1. ESE ES EL GRAN LEGADO DEL COMUNISMO SOCIALISTA,,,,,QUEBRAR TODO,,,,,,,,,POCO A POCO LO ESTA LOGRANDO,,,,,,,,,
    PARA PODER ARRODILLAR AL PUEBLO A LOS ALTOS COSTOS,,,Y A LA HIPER INFLACIÓN,,,,,,,,,VANA QUEBRAR A TODOS,,,,

    CON EL COMUNISMO VENEZUELA NO TIENE FUTURO,,,,,,,,6 MESE MAS Y ESTO SERÁ UN INFIERNO,,,,,

Leave a Reply