Incrementan los precios a solo días del ajuste del salario mínimo

Incrementan los precios a solo días del ajuste del salario mínimo

Un salario mínimo que se diluye con el aumento de los precios. El reciente incremento que ubicó el sueldo en Bs. 40.000 se queda corto en el camino de la hiperinflación. Mientras todos los productos suben su precio casi a diario, los bolívares son cada vez más insuficientes para adquirir alimentos básicos.

Si bien la inflación disminuyó su intensidad de aumento durante los meses de febrero y marzo, según los registros de la Asamblea Nacional, economistas advierten que ese efecto se desvaneció en abril. La principal muestra es la evolución de la tasa cambiaria en el mercado paralelo, donde el dólar pasó de 3.600 bolívares a más de Bs. 6.000 en un mes.

Efecto Cocuyo realizó dos recorridos distintos para medir precios en un supermercado de Caracas. El primero durante la última semana de abril; y el segundo realizado la primera semana de mayo. En ese período se incrementó el salario mínimo a Bs. 40.000 por decreto N° 3.829 publicado en la Gaceta Oficial N° 6.452 Extraordinaria de fecha 25 de abril de 2019.

Se pudo constatar que los precios de algunos productos, al menos los que se mantuvieron en los anaqueles del supermercado por esa semana, aumentaron su valor después de la subida del salario mínimo.

Proteína, frutas y vegetales; todos registraron aumentos. El kilogramo que más subió, en términos porcentuales, fue el del tomate, con 117% de incremento. Les sigue el Kg de cebolla, con 50%. Luego, el de carne y aguacate, con 47%; el de papas, con 13,6%; y el de plátano, con 10%.

Los apagones que afectan al país desde comienzos de marzo, y que se extienden hasta la fecha, contribuyen al aumento de los precios. Fedecámaras advirtió que la paralización de la actividad económica por las fallas en el servicio de energía eléctrica generaría escasez y desabastecimiento, lo cual encarecería los costos de producción.

Y los comercios también se ven afectados. Sufren pérdidas de mercancía y caídas en las ventas. Además, tampoco cuentan con créditos para reponer inventarios a causa del encaje legal que mantiene el Banco Central de Venezuela (BCV) sobre la banca nacional.

Un incremento de salario que ya perdió poder de compra

El nuevo salario mínimo tiene menos de una semana y ya se quedó rezagado frente al aumento de los precios de los productos. Si se compra carne, no alcanza para un cartón de huevos, o un kilogramo de queso o jamón.

En el Mercado Guaicaipuro, por ejemplo, un cartón de huevos tiene un coste de 23.000 bolívares; 21% más que la semana anterior.

Los pronósticos para la economía venezolana tampoco son alentadores. La contracción económica se estima en 25% para el cierre de este año y la inflación pudiera ser superior a los 10.000.000%.

Foto principal: Mairet Chourio

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!