Falta de divisas tiene gateando a la producción de pañales

Jorge Agobian / @jorgeagobian – Foto: El Impulso

Este jueves 12 de marzo, en el supermercado Día Día de Unicentro El Marqués, en Caracas, la cola se extendía para comprar pañales para niños a las afueras del local. La mayoría de las personas en la fila eran madres que buscaban el producto por necesidad inmediata.

Rosangela Flores era una de ellas; la existencia de pañales se agotó en su casa hace dos días y tiene dos niños: uno de 1 mes y otro de 1 año. “Hay que cazar los pañales cuando llegan y encolarse”, dice. Ella cree que la escasez se debe a que el gobierno no liquida las divisas a tiempo a las compañías para la importación. Y está en lo cierto, de acuerdo con productores consultados.

Detrás de la baja producción de pañales desechables existen cifras que revelan la crisis que atraviesa ese sector. La necesidad del mercado nacional de pañales es de 500 mil bultos mensuales, lo que equivale a unos 110 millones de unidades, según una fuente del sector. Actualmente sólo se están distribuyendo 300 mil bultos por mes, aseguró.

El presidente Nicolás Maduro anunció el pasado 8 de marzo la creación de un plan productivo de mujeres para “que sean ellas las que se encarguen de todo el proceso de producción, importación y distribución de elementos esenciales para la mujer y la familia (como) pañales, toallas sanitarias…”. Detalló que se tratará de una  “estructura cívico militar” como una medida para encarar la llamada “guerra económica” que denuncia el gobierno nacional.

Las principales productoras nacionales de pañales son Corpañal (Consentido), Pañalex (Chico), Fanalpade (Comoditos), Biopapel (Dondi) y Absorven (Freskecito). A estas se les agregan las empresas líderes Procter & Gamble y Kimberly Clark (Huggies).

Un gerente de Corpañal, quien no quiso ser identificado, dijo que actualmente la marca Consentido produce 25 mil bultos mensuales en una jornada de trabajo de dos turnos. Detalló que hace cuatro años, “en nuestros mejores momentos producíamos 65 mil bultos en cuatro turnos”.

Explicó que la caída de la producción se debe a la irregular adjudicación de dólares por parte del gobierno. “A nosotros nos liquidaron divisas en noviembre de 2014 y lo volvieron a hacer en febrero de este año. Obviamente este flujo poco constante hace que caiga nuestra producción”.

La materia prima para producir pañales en Venezuela es importada en el 100% (súperabsorventes, tela, frontales, pulpa, pega, teipe, empaques, entre otros materiales).

El gerente alertó que para abril de este año la producción de pañales se reducirá a 14 mil bultos por falta de empaques y advirtió que sólo disponen de materia prima para trabajar hasta el próximo mes de mayo. Sin embargo, dijo que “esa es una situación normal en nuestro sector en estos tiempos, porque el flujo de liquidación de dólares no es constante”. Aseguró que mantendrán las producción, pese a las dificultades.

En el caso de Farnalpade, ubicada en Carabobo, productora de la marca Comoditos, la producción actual es de 11 mil bultos mensuales (alrededor de 9 mil se distribuyen en el estado y el resto en Maracay, Barquisimeto y Puerto La Cruz). Según una vocera de la compañía, quien tampoco quiso ser identificada por miedo a que les nieguen los dólares, entre 2006 y 2008 su producción era de 40 mil bultos por mes.

“Las divisas no se nos liquidan consecutivamente y eso ha hecho que nuestros niveles de producción bajen. Además hay que recordar que la travesía para que nos llegue la materia prima dura mes y medio, y eso retarda más nuestra producción”, dijo la fuente.

Detalló que el costo de producción de pañales es de Bs. 800 por bulto (8 paquetes de 26 pañales cada uno) y que el vendedor lo oferta en Bs. 150 (talla P).

El pasado 5 de febrero, el vocero sindical Jesús Polanco, de la empresa Kimberly Clark, productora de Huggies, declaró que la industria produce 30 millones de pañales al mes.

“La empresa recibió en septiembre pasado (2014) 1 millón de dólares, cuando se necesita mucho más para cubrir la demanda. Por falta de divisas tenemos parada una línea de producción con miras a crecer y expandirse… si la producción sigue bajando, se tendrá que prescindir de nuestros puestos de trabajo, porque sería insostenible económicamente trabajar de esta manera”, dijo a El Universal.

En septiembre de 2014 la Superintendencia Nacional de Precios Justos publicó el margen de ganancia de todas las presentaciones de pañales desechables. (Consulte aquí el listado)

Madres en las colas

A la situación de baja producción por los obstáculos para importar la materia prima se le une el drama que viven las madres para comprar los pañales. En los anaqueles de las farmacias y supermercados están ausentes. Cuando aparecen, los empleados los apilan y reparten dos (o uno) por persona; en Táchira, se conoció que en enero de este año le exigían al comprador la partida de nacimiento del menor que necesita el producto. En los establecimientos nacionales es común observar a funcionarios de la policía y la Guardia Nacional Bolivariana resguardando el recinto.

Rosairis, madre de un niño de dos años, logró comprar este jueves 12 de marzo en Locatel (en el centro de Caracas) un paquete de pañales talla XXG por Bs. 136 (precio regulado). Para adquirirlo tuvo que esperar una hora y media en la cola. Comentó que en Catia “los buhoneros venden este mismo paquete en 500 bolívares y uno lo compra por necesidad, porque no se consiguen”.

Otra mujer, Gisell, comentó que debido a la escasez de pañales desechables de todas las tallas ha tenido que comprar de la que consiga. “Mi nieto usa XG, pero lo que hay es XXG. Otra cosa es la marca: la que me gusta es Huggies, pero como no se consigue uno compra lo que halla”.

(Visited 15 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply