Entre 300% y 500% se han disparado los precios de mercancía en Paraguaná y Margarita

En un año los precios de productos en la zona franca y el puerto libre de Paraguaná y Margarita se han incrementado entre 300 y 500%. De acuerdo con empresarios, la inflación y la sequía de divisas han provocado que desde 2014 la situación se haya agravado y el costo de electrodomésticos, licores, ropa, delicateses y aparatos electrónicos sea el mismo en estos sitios libres de impuestos que en el resto del país.

“Eso era antes que aquí se podía conseguir una lavadora, una cocina o hasta una cafetera más económica. Ahora no hay oferta, no hay variedad de mercancía y una cafetera que a principios de 2014 estaba en Bs. 14.000 ahora se consigue en Bs. 70.000”, dijo, vía telefónica, el presidente de la Cámara de Comercio de Nueva Esparta, Teodoro Bellorín, quien acentúa que “es muy crítica la situación”.

Desde la creación del Sistema Marginal de Divisas (Simadi) en febrero de 2015, la mayoría de los 900 establecimientos comerciales afiliados a la cámara de Nueva Esparta no ha recibido ni un dólar de los que han solicitado. “Hace dos meses uno de los afiliados recibió solo $5.000 cuando había pedido $80.000”, detalló Bellorín. También agregó que, según declaraciones del alcalde del municipio Mariño, Javier Díaz, 200 comercios tuvieron que bajar la santamaría en Porlamar.

En la Cámara de Comercio e Industrias de Paraguaná (Cacoinpar), estado Falcón,  están afiliados 400 comercios y de estos ninguno ha recibido dólares a esta tasa, según el presidente del gremio Fernando Martínez. “Se han autorizado a muy pocos, mas no se les ha liquidado y es muy por debajo de lo que solicitaron. Hay empresarios que desde el año 2011 no reciben divisas por parte del Gobierno; entonces, para ellos es imposible hablar del dólar paralelo, que no es permitido”. El 35% de esta cifra de negocios se vio obligado a cerrar sus puertas.

De 300 empresas importadoras que operaban en Paraguaná, 70% se ha ido del país. “Ahora los comerciantes de aquí tienen que viajar a otras zonas de Venezuela para comprar productos que son traídos de afuera. Los precios obviamente son inflados, y los tienen que vender con algo de ganancia. ¿Qué produce eso? La caída de las ventas,  porque la inflación aumenta y los sueldos de los compradores no pueden competir”, afirmó Martínez.

Los representantes de ambas cámaras de comercio coinciden en que las ventas han caído 60%.  Martínez subrayó que “todo es una cadena que afecta a la economía del país, porque si las ventas disminuyen y no puedes sustentar el mantenimiento del establecimiento debes botar a tu personal. En negocios donde antes había 30 empleados, ahora quedan 10. El desempleo es lo más grave de todo esto”.

El cambio de ramo también se ha hecho evidente. En Margarita, comerciantes han optado por dedicarse al turismo, y en Paraguaná al negocio de la comida.

Martínez y Bellorín también precisaron que han solicitado información a entidades del Gobierno sobre la autorización de divisas y la mercancía que llega a las aduanas y no les dicen “ni pío”. “Nosotros somos regímenes especiales del país, pero no somos tratados como tal. Necesitamos una adjudicación especial de divisas”, dijo Teodoro Bellorín.

Nueva Esparta con 75% menos de carga importada

En noviembre de 2014 el periódico El Sol de Margarita publicó las declaraciones del presidente de la cámara aduanera de Nueva Esparta, Antonio López, quien reconoció que en ese año había llegado de 25 a 26 barcos provenientes de puertos internacionales, 90% menos respecto de 2012, cuando arribaron cerca de 250 transportes marítimos del exterior.

Durante el 2012 esos barcos descargaban 12.100 containers. En 2014 esta cantidad fue de 3.000, 75% menos. Esto tuvo como consecuencia la reducción de los horarios de trabajo de al menos 500 empleados directos en el puerto.

Vanessa Arenas / @VanessaVenezia

(Visited 12 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply