En Vargas y la Colonia Tovar, esta temporada vacacional genera bajas expectativas

En la temporada vacacional, que comienza a mediados de julio y termina a mediados del mes de septiembre, era usual ver cómo las colas del transporte público y privado saturaban las principales vías terrestres, no solo del estado Vargas, sino también de muchos lugares turísticos del estado Miranda.

Temporadistas abarrotaban playas, parques, restaurantes y hoteles, incluso días antes de iniciar el asueto, pero estas vacaciones “no se parecen a ninguna de las anteriores”. Así lo afirmó Javier Piñera, encargado del Restaurant Cristal Mar, ubicado en Macutoestado Vargas.

“La gente no tiene dinero para comer, mucho menos va a tener para salir a pasear”, dijo Piñera antes de asegurar que “el año pasado tenía clientes todos los días que venían a almorzar y a cenar; ahora tengo clientes de una vez a la semana”.

Uno de los platos más económicos que se ofertaba en el lugar el año pasado era el caldero de mero, que costaba entre 900 y mil bolívares. Ahora, el mismo plato cuesta 11 mil bolívares. “La mayoría de las personas ya no lo pide”, dijo el encargado del establecimiento comercial, ubicado en la avenida La Playa.

En las pasadas temporadas vacacionales, incluyendo Semana Santa y Carnavales, era habitual que Piñera contratara personal de avance para ayudar con el servicio los fines de semana. “Ahorita ni los llamo”, indicó. Además, asegura que ha reducido el personal fijo de 36 empleados porque “ha bajado la clientela y por supuesto, el servicio es menor”.

Agregó que “aunque muchas personas no se privan de venir, el número de visitantes ha caído en un 50%”.

Esta misma cifra es reportada por los transportistas, con respecto a la disminución en la afluencia de pasajeros en esta temporada vacacional, en comparación con el 2015. Juan Gómez, quien tiene 10 años trabajando como conductor de transporte público en el estado Vargas, asegura que esto se debe a que la capacidad adquisitiva de las personas ha ido mermando en los últimos meses, además del alza en la inflación. “Un helado cuesta lo que sale un día de trabajo“.

Para Omar Torres, encargado del servicio en la playa El Yate, “las vacaciones no han llegado”. Destacó que el año pasado, para esta fecha, a las 10:00 am de cualquier día de la semana “ya habían tres hileras de toldos ocupados”.

“Estamos en plena actividad vacacional, pero mucha gente ha optado por quedarse en casa porque no tienen capacidad económica para disponer de una visita playera”, explicó Rusvel Gutiérrez, presidente de la Cámara de Comerciantes, Industriales y Aduaneros del estado Vargas (Caduainco).

Explicó que durante el mismo período de asueto del 2015, la entidad costera recibió un aproximado de 400 mil visitantes, provenientes en su mayoría del Distrito Capital y Miranda. Sin embargo, “cuando se ve poca movilización de transporte, uno puede deducir que la baja en el turismo del estado ha sido considerable”.

Esta situación también ha afectado las panaderías del litoral. Miguelina de Acevedo tiene 9 años como encargada de la Panadería Boulevard Naiguatá y asegura que “apenas los muchachos salían de vacaciones, atendíamos muchos bañistas”.

En la actualidad, las ventas en el establecimiento han caído a la mitad, aproximadamente. “La mayoría de los playeros están trayendo su comida a la playa y eso no afecta a nosotros como comerciantes“, explicó y agregó que la baja en las ventas se debe, además, a la inseguridad. “Los playeros han venido a pedirnos ayuda porque les roban la mercancía“.

En la Colonia Tovar ofrecen paquetes para mantener clientela

Anteriormente, en el Hotel Edelweiss se ofrecía un paquete de estadía por cuatro días y tres noches; sin embargo, los encargados optaron por reducir la oferta a tres días y dos noches “para ajustarlo a la capacidad de gasto de los clientes”, explicó la responsable del lugar, Deisy Smiech, quien aseguró la afluencia de visitantes ha disminuido en comparación con el año anterior.

El alojamiento no incluía el desayuno ni la cena, porque el establecimiento cuenta con un restaurante. “Ahora hacemos las combinaciones para que haya más acceso al servicio“.

La directora de turismo de la alcaldía del municipio Tovar del estado Aragua, Gladys Romero, resaltó el cambio notado que los visitantes traen sus almuerzos, sobretodo los planes vacacionales“. Dijo que aunque el lugar ha recibido visitantes desde principios del mes de julio, espera que a partir del mes de agosto comience a incrementar la afluencia de visitantes.

El presidente de la Cámara de Comercio de la Colonia Tovar, Ronald Gutmann afirmó que “el comportamiento vacacional no se asemeja al de 2015”. Explicó que ha habido un recesión en las ventas de los comercios y aunque desconoce el porcentaje de la caída, vaticina que “no debe ser nada alentador”.

Dijo que las expectativas en los próximos días, con respecto a la recuperación de la economía del lugar, “no son muy altas”. Gutman recordó que “usualmente, las primeras semanas de julio comienzan las vacaciones, pero este año no se ha visto eso”.

Foto: Restaurant Cristal Mar

(Visited 5 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply