Electrodomésticos caros, escasos y sin variedad de marcas en tiendas distribuidoras

En tiendas de electrodomésticos en los que se vendían televisores, neveras, cocinas y aires acondicionados de varias marcas, ahora no tienen la misma variedad. El descenso de las importaciones, la volatilidad del precio del dólar frente al bolívar, el control cambiario y los ajustes de precio dejan como consecuencias, vitrinas desabastecidas en las tiendas de este ramo.

En sucursales de empresas de electrodomésticos como Daka en Bello Monte, no se venden neveras ni lavadoras de diversas marcas. La variedad es solo de dos marcas por cada producto que ofrecen.

Menos variedad

Gerentes y empleados de negocios de línea blanca señalaron a Efecto Cocuyo, que la disminución de cantidad de electrodomésticos que les llegan, es un fenómeno progresivo desde 2015, año en el que se desplomaron las importaciones.

En 2012, del total de ingresos por impuestos recaudados por el Seniat, el 21% fueron por importaciones, mientras que en 2015 representaban 17%. En 2017 del total de impuestos recaudados por las compras en el exterior fue del 7%, de la torta lo que demuestra una reducción considerable en la cantidad de productos que se adquieren en el exterior.

El Estado es quien monopoliza la adquisición de divisas a precio controlado oficial y este mecanismo fue redefinido la semana pasada, cuando se relanzó el Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado (Dicom). Sin embargo, el sistema de por sí presentaba limitaciones para las empresas.

En el Dicom anterior, que contó con 15 subastas, las empresas de este sector recibieron 4.7 millones de dólares, dineros que fueron adquiridos por las compañías más grandes. De las 45 empresas de electrodomésticos que fueron adjudicadas, 10 recibieron el 84% de las divisas subastadas para el gremio.

Carlos Masia, director de la Asociación de Fabricantes y Distribuidores de Electrodomésticos, explicó que el Banco Centra de Venezuela (BCV) estableció que las empresas solo podían participar en la subasta con el 30% de sus ganancias brutas del año 2016. “Cuando el dólar Dicom aumentaba de precio, las empresas del ramo podían optar por una cantidad menor de divisas, porque sus ganancias en bolívares perdieron valor”, dijo el directivo de la asociación.

Lea También:  Pocas manos se llevaron el pote del Dicom II (Infografía)

Macias señaló que debido al poco acceso a dólares, las tiendas de electrodomésticos tienen una poca variedad de marcas que ofrecer, no solo los comercios de Caracas, sino en todo el país. “Las marcas tradicionales están casi desaparecidas”, agregó el dirigente gremial.

Efecto Cocuyo constató en los comercios visitados, que gran parte de la mercancía era de marcas chinas  poco conocidas. “Aquí manejábamos 12 marcas de neveras y hasta 20 de cocinas, pero desde hace dos años tenemos cinco. Los proveedores no mandan mucha variedad y pocos equipos”, indicó un vendedor de Hi Fi Electronic’s en La Candelaria.

Algunas importadoras venezolanas, no ofrecen la misma cantidad de productos a las tiendas, debido a que los precios de los equipos son sensibles a los incrementos del dólar en el mercado negro, ya que parte de su mercancía la adquieren por medio de esas divisas, a precios muy superiores al mercado oficial.

 Más variedad en internet

“Los proveedores ya no nos venden a crédito, ni siquiera de contado, nos piden que paguemos con tres días anticipado. Eso nos obliga a comprar una menor cantidad de mercancía”, dijo una empleada de la tienda Video Sonido Martell en Chacao, que desde el 2016 no venden televisores, debido a las condiciones que imponen las distribuidoras limitándose a electrodomésticos menos costosos, como ventiladores que son vendido a Bs. 10.000.000. “Los televisores son muy costosos”.

Debido a la regulación de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), las empresas de electrodomésticos no pueden establecer precios con los que puedan obtener más al 30% de ganancia sobre la base de su estructura de costos, porcentaje que es superado de largo por la inflación, que, en el mes de enero, según firmas financieras, fue de 95%.

Un televisor de 50 pulgadas, dependiendo de la marca y el modelo, se vende desde Bs. 178.000.000 en las tiendas visitadas por Efecto Cocuyo para este lunes, 5 de enero, en las que la cantidad de equipos es mínima.

“Nosotros vendimos un televisor de 50 pulgadas a Bs. 40.000.000 en diciembre, un precio muy inferior al que se vendía en otros sitios, pero no podíamos cambiar el precio, porque superaríamos el 30% de ganancia”. Dijo un empleado de Pablo Electronic, en la Candelaria. El entrevistado, quien prefirió resguardar su identidad, contó que un revendedor compró los tres televisores había en inventario a ese precio.

La poca variedad de electrodomésticos debido a las limitaciones que tienen las tiendas formales, para adquirir productos y vender a precios con los que puedan recuperar la inversión para reponer la mercancía, incentivo la venta de estos equipos por comerciantes que los ofrecen por plataformas digitales como Mercado Libre, en la que pueden vender los productos que escasean sin límites de aumentos e incluso en dólares.

Una lavadora automática con capacidad de 10 kilogramos de una marca que no es conocida, es vendida por tiendas de este ramo en Bs. 68.000.000, mientras que en Mercado Libre se consigue de marca hasta en Bs. 155.000.000 o en su defecto, en dólares.

Ivan Laya, vendedor de varias importadoras en Caracas especializadas en electrodomésticos, que, además, compra y vende en Mercado Libre, explicó que personas que manejan fuertes cantidades de dinero deciden comprar equipos como televisores, neveras y lavadoras, para preservar su dinero ante la inflación en Venezuela, la más alta del mundo, que durante 2017 alcanzó, según la Asamblea Nacional, 2.600% en doce meses.

“Esto causa distorsión, porque esas personas que tienen un poder adquisitivo muy superior a la mayoría de los venezolanos, compran para guardar y se llevan muchos de los productos que se venden en bolívares y cuando necesitan efectivo, lo venden mucho más caro, porque los equipos de marcas son difíciles de conseguir”, indicó Laya.

Las empresas sufren por las bajas ventas

Los establecimientos que mercadean electrodomésticos, además de enfrentarse a la poca oferta, también padecen por las bajas ventas. “En diciembre esperábamos que las ventas mejoraran, pero no fue así. Si comparamos las ventas de ese mismo mes, pero en 2016, con el del año que acaba de pasar, las ventas cayeron 80%”, dijo un vendedor de la Artelectra en Boleita Norte.

El encargado de un tienda este ramo en La Candelaria, Angelo Joya, explicó que desde hace cuatro meses decidieron migrar de los electrodomésticos a la venta de cosméticos y artículos de primera necesidad. “Esta empresa tiene 20 años, pero debido a los precios tan altos de los equipos, las ventas bajaron dramáticamente a mediados de 2017, por lo que se tomó la decisión de cambiar el objeto”.

En el comercio son pocos los equipos electrónicos que quedan. La mayoría de las mercancías que se ofrecen son artículos del hogar, champús y otros productos de belleza. En el lugar se ofrecían hasta cartones huevos. “Los alimentos son más rentables, por eso pronto vamos a remodelar todo para enfocarnos en la venta de artículos de primera necesidad y alimentos”, dijo el entrevistado.

(Visited 27 times, 1 visits today)

Comentarios

1 Comment
  1. Hay un error en la cifra adjudicada al sector electrodoméstico vía dicom. No fueron $4.700 millones, sino $4,7 millones, según se puede apreciar en la lamina, cantidad significativamente inferior y por supuesto insuficiente para abastecer el mercado venezolano.

Leave a Reply

¡Suscríbete!