El petro aún no cumple las expectativas a casi dos años de su creación

El petro aún no cumple las expectativas a casi dos años de su creación

Una “criptomoneda” que no termina de arrancar. Luego de numerosos lanzamientos, distintos white paper y más de un año de su creación, son contadas las funciones que puede completar el petro. Sin embargo, por ahora ninguna alcanza la meta establecida por el gobernante Nicolás Maduro: el uso internacional de la moneda digital del Gobierno venezolano.

Originalmente el criptoactivo apareció en diciembre de 2017. En esa fecha el Ejecutivo nacional autorizó su elaboración como un mecanismo para conseguir financiamiento y evadir las sanciones internacionales del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

A partir de allí se establecieron fechas: entre febrero y marzo de 2018 una preventa para captar interesados que generó, según Maduro, ingresos por $5.000 millones. Pero pasaron los meses y el dinero nunca se percibió en las arcas del Estado. Así lo confirmó el ministro de educación universitaria, Hugbel Roa, un año después a la agencia Bloomberg.

Simultáneamente, Maduro prometió que con el petro se podrían pagar impuestos, importaciones, hoteles, bienes y servicios, y hasta los pasajes de las “camioneticas”. A pesar de ello, en la actualidad el criptoactivo no permite realizar ninguna de esas tareas.

Efecto Cocuyo visitó la Superintendencia Nacional de Criptoactivos y Actividades Conexas (Sunacrip) y constató que solo algunos productos en específico pueden adquirirse con el petro. Para ello debe accederse a la web petroshopvenezuela.com, registrarse, validar el usuario, que permitirá la completación del sistema de pago a través de la plataforma Petroapp.

Entre los productos disponibles se encuentran vehículos, ropa, electrodomésticos y accesorios. No obstante, ningún producto posee alguna valoración o descripción que permita comprobar la realización exitosa de una operación de compra-venta.

Distintas presentaciones y cambios en el funcionamiento

Hasta el logo cambió. Inicialmente con letras finas y fondo de color amarillo, la primera presentación del petro se extendió entre febrero de 2018 a octubre de ese mismo año. Desde ese momento, y hasta la fecha, la “criptomoneda” tuvo otra descripción: esta vez con fondo azul, letras gruesas y claras.

El petro tiene hasta distintos precios en bolívares

En ese lapso, incluso, su naturaleza también varió. Su valor pasó de estar sustentado únicamente por el precio internacional del barril de petróleo, a pasar a una “canasta de commodities“. Está compuesta en un 50% por las reservas de crudo; un 20% de respaldo en oro; 20% en hierro; y el restante 10% en diamantes.

Pero eso no evitó que su precio haya variado. Hoy, martes 16 de julio, el valor del petro frente a las monedas internacionales sigue siendo el mismo que al momento de su anuncio oficial. Se mantiene en 60 dólares; 53 euros; 3.745 rublos; o 411 yuanes.

Si se aprecia su costo frente al bolívar, ni siquiera existe claridad. Hay dos precios. Uno representa la “unidad de cuenta” para el pago de salarios o funciones de la Administración Pública, que está fijo por el Banco Central de Venezuela (BCV) en Bs. 80.000. Y otro para transar y adquirir el activo, que varía casi a diario y con un valor que informa la Sunacrip, establecido en Bs. 433.000.

No puede transarse libremente

Los petros adquiridos no pueden extraerse de las plataformas dispuestas por el Gobierno. La razón: ninguna casa de cambio internacional lo acepta para facilitar transacciones. Además, las exchange o casas de intercambio autorizadas por la Sunacrip tampoco permiten cambiar el criptoactivo por otras criptomonedas o dinero fiduciario.

Al ser consultados sobre la utilidad del petro, funcionarios de la Sunacrip aseguraron que aún “esperan por los indicativos del Presidente”. De hecho, la fuente detalló que la moneda digital no puede convertirse en ninguna otra moneda a través de la Petroapp; “solo pueden convertirse los bolívares en petros” por la web del sistema patria.

Foto principal: Agencia Reuters

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!