El bachaqueo le gana terreno a la red de abastos del Gobierno

Lejos de acabarse, el bachaqueo se ha adaptado a las condiciones impuestas por el Gobierno para la venta de productos regulados. Números de cédula, cantidad de compra, días de semana, condiciones de pago; a todo se han acomodado los economistas informales, con el fin de comprar barato y revender más caro.

La consideración fue expuesta este lunes 15 de junio por el presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, quien explicó que los irrisorios precios “justos” de algunos alimentos permite que los buhoneros vean una oportunidad para comprar a precios bajos y revender al triple de ese costo.

IMG_4230

Un estudio realizado por Datanálisis reveló que 60% de quienes hacen cola para comprar alimentos, al menos en Mercal, revenden luego lo que adquirieron en la red de abastos públicos.

Esta práctica no se mitiga, pese a que los niveles de desabastecimiento que presenta este supermercado gubernamental alcanzan el 80%.

“No es que Mercal esté distribuyendo menos cantidad de alimentos, es que con los precios ilógicos es mejor ir al Mercal o cualquier abasto del Gobierno. Además porque es más probable que consigas más de un producto, a diferencia de los supermercados privados”, manifestó León durante la presentación del informe “Abastecimiento en Venezuela”.

Quizás es por esta razón que la economía informal se sigue beneficiando de la  escasez. Mientras en Bicentenario la falta de comida alcanza 39% y en Pdval 56%, los revendedores apenas presentan 38% en escasez de productos de la cesta básica.

Anaqueles vacíos en cifras

Para mayo de este año Datanálisis cuantificó 60% de desabastecimiento solo en Caracas, cifra que podría incrementarse de acuerdo con la región del país. “Esto significa que no se consiguen cotidianamente 61% de los productos en los anaqueles”, agregó León.

Sin embargo, estas cifras no denotan que los hogares venezolanos estén pasando hambre, pues León explica que la escasez en hogar asciende a 24%. Aunque tiene una brecha importante respecto a la escasez en comercio, también es una cifra escandalosa, según consideró.

Estas diferencias obedecen a que los venezolanos están abasteciéndose en el mercado informal; en el bachaqueo. “Tú le preguntas a alguien ‘qué te parece la escasez’ y la gente te responde: ‘¡Terrible!’; pero en la mañana el cafecito con la leche y el azúcar no les faltó”, sostuvo León.

Pese a esto, 78% de la población considera que el abastecimiento de comida es “regular” o “muy malo”, mientras que 71% de los encuestados manifestó que consiguió “muy poco” de la comida que buscaba en los comercios.

A esto se le añade que 77.2% de los consultados aseguran que encuentran más marcas privadas que estatales en los supermercados, pese a que el Gobierno ha liderado el 60% de las importaciones.

La culpa es de la vaca

Otras consideraciones hechas por el director de Datanálisis recaen sobre un fenómeno político social como consecuencia de la crisis económica: 70,5% de los venezolanos consideran que el desabastecimiento es responsabilidad del Gobierno nacional. Otro 16.5% señalan de forma directa al presidente Nicolás Maduro.

“Esto no ocurría cuando Hugo Chávez era presidente”, dijo León.

También el 55% de los ciudadanos considera que la escasez es consecuencia del control de precios impuesto por el Gobierno. Para el analista económico, esta cifra no solo es representativa, sino peculiar. Explica que rara vez los ciudadanos cuestionan de una “medida populista” como esta.

(Visited 6 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply