Dólar paralelo pasó de Bs. 17.730 a Bs. 266.630 desde la última subasta del Dicom

Tres modelos del Sistema de Divisas Complementarias (Dicom) han sido implantados bajo la administración de Nicolás Maduro, todos con la promesa de destruir al “dólar paralelo” y establecer un sistema cambiario flotante, pero ninguno ha podido cumplir esa tarea.

Cuando el Banco Central de Venezuela (BCV) suspendió la entrega de divisas en agosto del año pasado, la tasa en el mercado paralelo no dejó de incrementar. Para este viernes, 26 de enero, el dólar se vendía a 266.630 bolívares, según el registro del portal web DolarToday.

Esa cifra es 15 veces superior a la cotizada el 30 de agosto de 2017, cuando estaba en Bs. 17.662. Además, representa un aumento de 1.409% en apenas cinco meses.

Historia de un fracaso

El Dicom se puso en marcha con un precio inicial de 206,78 bolívares por cada moneda estadounidense en marzo de 2016. En ese momento, Miguel Pérez Abad, vicepresidente de Economía, aseguró sería un sistema basado en la oferta y demanda existente en el mercado venezolano, pero meses después la tasa fue controlada por las autoridades del Banco Central de Venezuela (BCV), que mantuvieron el precio del dólar entre los 700 y 720 bolívares.

Durante el primer año de funcionamiento del nuevo mecanismo cambiario, el dólar se cotizaba en 1.211 bolívares en el mercado paralelo. Pero a partir de octubre subió sin cesar y rompió la barrera de los Bs. 4.000 en diciembre de 2016.

Un año después, el 27 de marzo, el presidente Nicolás Maduro anunció un nuevo sistema Dicom. “Permitirá el acceso a las divisas de todos los sectores y todos los venezolanos”, fue la meta impuesta que, dijo, contaría con dos subastas semanales para dar acceso a las divisas.

Sin embargo, fue dos meses después cuando se realizó la primera subasta. Contó con un valor de 2.010 bolívares por dólar, según informó el director del BCV, Pedro Maldonado. Ya para ese entonces economistas comentaron a Efecto Cocuyo que no creían que la plataforma pudiera satisfacer el mercado venezolano, debido a su opacidad.

En la última subasta del Dicom, realizada entre el 29 y 30 de agosto de 2017, el precio máximo fue Bs. 3.445, aunque algunos participantes afirmaron haber pagado hasta 10.000 bolívares.

Hasta allí llegó la vigencia del sistema. El 12 de septiembre fue suspendido por las autoridades, como consecuencia de un supuesto “bloqueo financiero impuesto de Estados Unidos” tras las sanciones aplicadas por la administración de Donald Trump contra el Gobierno venezolano y Petróleos de Venezuela (Pdvsa) en las que se prohibió a instituciones o personas de nacionalidad estadounidense transar contratos sobre la futura deuda u otorgar financiamientos.

Fue cinco meses después, el 25 de enero de 2018, cuando se reinició la entrega de divisas. En su tercer intento, el Dicom dependerá de la oferta que puedan hacer los privados y particulares, sin participación del Gobierno, que no venderá ningún tipo de divisa. Además, otorgará hasta un máximo de 1.680 euros anuales y 420 trimestrales.

(Visited 104 times, 1 visits today)

Comentarios

4 Comments
  1. EN 15 DIAS UN DOLAR COSTARA 550 MIL BS Y UN EURO 680 MIL,,,,,CUANDO EMPIECE LA SUBASTA DICOM LOS ALIMENTOS Y MEDICAMENTOS SE VAN A DISPARAR,,, UN CARTON DE HUEVOS EN 600 MIL BS,,,,,,, EL GOBIERNO NO SABE SI LANZAR LA SUBASTA ANTES DE LAS ELECCIONES O DESPUES DEL FRAUDE,,,,,,CUANDO HALLA REALIZADO TODO EL PLAN QUE TIENE PRERARADO PARA LOS 6 AÑOS QUE FALTA,,,,,,,,no hay mas revocatorios ,,nicolas elimino la constitución BOLIVARIANA Y EL PAPEL MONEDA,,,

    LO QUE VIENE ES DE ESPANTO PUEBLO,,,,NO VOTE,,,ESO ES UN FRAUDE,,,,

    https://youtu.be/6zperk559Mk

  2. Es catastrófico. Lo peor, no me canso de decirlo, es que no se haga nada para detener la tragedia económica y social: el sufrimiento de la gente ya es insoportable. Y se puede mejorar, otros países hermanos vivieron hiperinflación y destrucción de la moneda y pudieron salir del caos. Entonces si el gobierno no es capaz de solucionar, que se vaya: ya esto es demasiado cruel y no se tiene que seguir soportando: un cambio tiene que venir. Y vendrá.

Leave a Reply