Detienen a policías matraqueros en terminal La Bandera

Vanessa Arenas / @VanessaVenezia

Foto: AVN

El jefe de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) en la parroquia El Valle, Luis Barrios, informó que este sábado 14 de febrero fueron detenidos  dos funcionarios de este cuerpo por el Sebin, luego de que los descubrieran cobrando “vacuna”  para dejar trabajar a conductores  de carritos por puesto en el terminal La Bandera, al oeste de Caracas.

La denuncia la han hecho usuarios que aseguraban que no había control por parte de las autoridades con respecto a estos conductores  de carros particulares que se estacionan en las adyacencias del terminal y cuyas tarifas por viajes al interior del país no son supervisadas.

“Lara, Lara, Maracay, Valencia”, se escucha como si se tratara de un eco al llegar a las afueras de La Bandera situado en la avenida Nueva Granada de la capital. Es la frase que repiten los cargadores de carritos por puesto (persona encargada de buscar a los clientes) al anunciar los destinos que ofrecen.

Es Carnaval y los que manejan este servicio, que no pertenece a la organización del terminal, saben que muchas personas se movilizarán y no conseguirán pasaje o prefieren un trayecto en el menor tiempo posible. Por esta razón aumentan los montos a su discreción.

Para viajar desde Caracas a Barquisimeto este sábado, cobraban desde 2 mil a 3 mil bolívares por puesto, mientras que un pasaje de una aerolínea nacional al mismo destino cuesta entre Bs. 1000 y 1600,  ida y vuelta.

“Esto es una mafia que tienen esos carritos, cargadores y policías. Ellos hacen lo que les da la gana porque no hay control. Se supone que la autoridad debería supervisarlos, pero se hacen los locos y cobran para dejarlos trabajar”, expresó Alicia Díaz, que viaja constantemente al occidente del país, y cuando no consigue pasaje en líneas de transporte privadas, lo hace a través de carrito por puesto.

Un conductor de un vehículo  color verde, modelo Chrysler  Neón acaba de llegar a La Bandera. De inmediato hace contacto con “el cargador” y comienza a montar el equipaje de cuatro pasajeros en la maleta. Prefiere no dar su nombre, pero afirma lo que dice Díaz. “Esto no tiene ley, nosotros no estamos inscritos en una asociación formal y hay muchos abusadores que se exceden con los precios, eso está mal, pero los que trabajamos con tarifas razonables no estamos haciendo nada malo. Tenemos que comer”.

“A los cargadores le damos 1000 bolívares por cada viaje, porque ellos nos consiguen los pasajeros. Ellos tienen que pagarle a los policías para que los dejen trabajar. Ya eso es costumbre”, asegura.

El conductor señaló que un policía puede llegar a pedir hasta 15 mil bolívares por semana para dejarlo trabajar en las adyacencias al terminal y que muchas veces esto se maneja directamente con los jefes del cuerpo de seguridad.

El subdirector de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), Carlos Martínez, indicó que la responsabilidad del terminal La Bandera es de Policaracas y que ellos solo prestan colaboración durante asuetos.

 

(Visited 10 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

¡Suscríbete!