Detienen a dos empresarios por presuntos sobornos a funcionarios de Pdvsa

Corrupción a la vista. Por presuntos sobornos a funcionarios de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y compra de monoboyas con sobreprecio, fueron arrestados los empresarios Hernán Guevara y Miguel Ángel Castillo Lara, quienes fungían como los representantes de dos subcontratistas del Complejo José Antonio Anzoátegui, terminal de almacenamiento y descarga de crudo.

Castillo Lara y Guevara se desempeñaban como presidentes de las empresas Castillo Max Oil and GasGuevara Trading, C.A., respectivamente; organizaciones contratadas por la estatal Pdvsa en la compra de maquinaria pesada para la carga de buques petroleros que habría sido facturada por un monto de 76.2 millones de dólares americanos.

Arrestado el pasado 9 de marzo en Caracas, Castillo Lara fue llevado a la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), donde estuvo detenido hasta su posterior traslado al Tribunal Cuarto de Control del estado Anzoátegui, institución que dictó la privativa de libertad contra el empresario por comisión de peculado doloso propio y concierto de funcionario con contratista y asociación, según informó el Ministerio Púbico (MP).

“El fiscal también solicitó las medidas de prohibición de enajenar y gravar bienes muebles e inmuebles e inmovilización de cuentas bancarias, lo cual fue acordado por la mencionada instancia judicial”, precisa el comunicado de prensa publicado por el MP en su página web.

Jesús Osorio, exgerente del Complejo José Antonio Anzoátegui, fue depuesto de su cargo y arrestado luego de que se le dictara privativa de libertad el pasado 8 de febrero por estar vinculado en la adquisición irregular de equipo técnico junto a los empresarios antes mencionados. Por este caso también fue detenido Ramón Antonio Castillo, quien desempeñaba el cargo de superintendente de Ingeniería de Instalación en el mismo complejo industrial.

“La investigación se inició luego de la denuncia realizada por funcionarios de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), quienes detectaron irregularidades en el terminal de almacenamiento y embarque de crudo del criogénico, relacionadas con la adquisición, desinstalación e instalación de dos monoboyas”, según el MP.

El complejo petroquímico tiene una extensión de 740 hectáreas con plantas de empresas mixtas en las que Pequiven posee participación accionaria. Además, según declaró el propio Osorio a Venezolana de Televisión (VTV) meses antes de su arresto, el terminal nororiental es responsable de, al menos, el 60% de exportación de petróleo del país, lo que equivale a un promedio de 1.5 millones de barriles diarios.

Foto: El Universal

 

(Visited 8 times, 5 visits today)
  • anonimo

    Todos esos bienes deben liquidarlos y devolverlos a la gente que esta pasando hambre