China desplaza al Banco Mundial y al BID en préstamos a Latinoamérica con $21.200 millones en 2016

Latinoamérica en deudada. Los préstamos de China a países de la región durante el año 2016 sumaron 21.200 millones de dólares, un ligero descenso en comparación con el período anterior, cuando la nación asiática “desembolsilló” 24.600 millones de dólares.

Los principales receptores de los créditos chinos fueron Brasil, Venezuela y Ecuador, con el propósito de invertir los préstamos en proyectos de energía e infraestructura.

Los créditos chinos en la región superaron los préstamos hechos por el Banco Mundial (BM), de 8.200 millones; y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de 11.600 millones.

La información fue publicada en el reporte anual del centro de estudios Diálogo Interamericano. En el documento también se señala que estos tres países cerraron el año pasado con agudas recesiones económicas y recibieron 92% del total de préstamos otorgados por China.

El primero de ellos fue Brasil, que se hizo con la mayor parte del préstamo tras recibir 15 mil millones de dólares el año pasado. Un grueso del crédito fue a parar a la petrolera Petrobras a cambio de envíos de crudo.

Le sigue Venezuela, cuyo crédito de 2.200 millones fue canalizado a través de la estatal Pdvsa con el fin de mejorar la capacidad de producción de la empresa. Ecuador también recibió la misma cantidad en préstamos para financiar el gasto gubernamental y el complejo educativo Yachay.

Bolivia figura como el cuarto país que recibió billetes de China. El préstamo de 1.500 millones de dólares es usado en su mayoría para financiar el proyecto siderúrgico de El Mutún y la planta hidroeléctrica Rosita. Por último, Jamaica recibió 327 millones de dólares para financiar la red de carreteras internas.

China es una fuente fundamental de financiación, especialmente para países como Venezuela, Ecuador, Brasil y Argentina, que han tenido una relativamente limitado acceso a los mercados de capital internacionales en los últimos años”, destaca el reporte. El informe prevé que Pekín continúe siendo en 2017 “un verdadero salvavidas para las economías más frágiles de la región”

Los mecanismos crediticios fueron canalizados a través de dos instituciones estatales chinas: el Banco de Desarrollo de China (CDB) y Banco chino de Exportaciones e Importaciones (ExIm Bank).

Desde 2005, cuando se comenzó a recabar estos datos, el flujo de financiación a Latinoamérica ha superado los 141.000 millones de dólares, y registró un récord anual en 2010 con más de 37.000 millones de dólares.

Con información de EFE

(Visited 11 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply