Canje de oro es un indicio de "fragilidad económica", opinan expertos

Ibis León / @ibisL El 12 de marzo corrió la bola de una negociación que estaba transando el Banco Central de Venezuela y la entidad financiera estadounidense Citibank por 1,4 millones de onzas troy de oro. El rumor lo confirmó este 24 de abril la agencia Reuters, según la cual el Estado venezolano recibió 1.000 millones de dólares como préstamo. Consultamos a dos economistas para conocer ¿qué implicaciones tiene este tipo de operación? y ¿qué impacto tendría en las reservas internacionales? Esto fue lo que respondieron. Para la economista Tamara Herrera, este tipo de transacción es un indicio de la fragilidad económica del Estado venezolano. “Esto prueba la precariedad financiera y la ausencia de fondos de ahorro que deberíamos tener después de los últimos años de bonanza económica (…) hacer este tipo de operación no es objetable. Pero en el caso venezolano denota que la única forma de conseguir préstamos es con el oro. Si el Estado quiere emitir un bono, por ejemplo, la tasa de interés que tiene que pagar es gigantesca, de 25%, porque en el mercado internacional no aceptan el riesgo de invertir en un bono venezolano dada la poca credibilidad de la política económica”, aseguró. La experta advierte que de ser cierto el préstamo por 1.000 millones de dólares, no se podría hacer otra operación del mismo monto con el oro que queda en el extranjero, porque se calcula que las reservas que restan en los bancos custodios -luego de que el Gobierno del presidente Chávez decidiera repatriarlas en noviembre de 2011- tienen un valor de 2 millardos. “Cuando se hace este tipo de operación siempre se tiene que poner más oro del necesario para cubrir el préstamo como garantía, porque el precio (del metal) varía mucho”, dijo. De acuerdo con Reuters, se habrían negociado 1,4 millones de onzas troy de oro. El economista, consultor en planificación estratégica y calificador de riesgo bancario, Leonardo Buniak, explicó que las reservas internacionales no se redujeron, sino que se recompusieron porque se cambió el oro monetario por las divisas líquidas, una operación que es completamente normal. Sin embargo, subrayó que esto indica que el Estado busca financiamiento por todos los medios para poder hacerle frente a los compromisos de pago. “Hay problemas de liquidez. Ya es conocido el préstamo adquirido recientemente con China y ahora se incluye este otro préstamo. El Estado acude a estos compromisos porque no quiere pedir préstamos en organismos multilaterales como el Fondo Monetario, el Banco Mundial, porque tendrían que ajustarse a ciertas condiciones que el Gobierno considera neoliberales”, afirmó.]]>

(Visited 6 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

¡Suscríbete!