BCV sigue inyectando billetes "viejos" pese a reconversión monetaria prevista - Efecto Cocuyo

BCV sigue inyectando billetes “viejos” pese a reconversión monetaria prevista

billetes reconversión monetaria

A diez años de la reconversión monetaria, que transformó los bolívares en bolívares fuertes al eliminar tres ceros de su valor, los venezolanos enfrentarán un cambio hacia los bolívares soberanos –retrasado ahora por al menos 60 días– con la sombra de la postergada desmonetización del billete de 100 bolívares, una hiperinflación que destruye el valor de la moneda a diario y el anuncio de un nuevo cono monetario que sustituirá a una familia de billetes apenas introducida en noviembre de 2017.

Economistas coinciden en señalar que la medida será insuficiente al actual ritmo de aumento de precios.

El 100, inmortal

Conocido en la década de los 80 como “el marrón”, el billete de 100 introducido en 2008 ha permanecido circulando a pesar del anuncio en diciembre de 2016 de su “desmonetización”, es decir, su salida de circulación.

Sin embargo, de acuerdo a las estadísticas del Banco Central de Venezuela, el billete no sólo no redujo su presencia en las calles -a pesar de las advertencias de pérdida de valor en 72 horas originalmente- sino que 76,5 millones de nuevas piezas entraron a circular entre el anuncio oficial y enero de 2017.

Este aumento continuó cada mes hasta noviembre de 2017, cuando finalmente el ente bancario dejó de imprimirlos. Pero fue sólo hasta el mes siguiente que empezó realmente a disminuir, de manera más acentuada después del anuncio de la reconversión monetaria en marzo de 2018.

 

Los que se fueron en silencio

Sin anuncio oficial, desde noviembre de 2016, el BCV ha descontinuado los billetes menores de 50 bolívares. Más de 16 millones de piezas solo en el último mes de ese año. Y ya salieron de circulación 828 millones de piezas de bolívares 2, 5, 10 y 20 para abril de 2018.

40% de las piezas disponibles son de 100 bolívares pero apenas representan poco más del 3% del valor del efectivo mientras que los billetes de 100 mil, que son apenas uno de cada 157 billetes, acumulan más de la mitad del circulante disponible

Mientras tanto, los billetes de 50 bolívares han sido inyectados a la economía de forma similar al billete de 100: más de 343 millones de nuevas piezas entre noviembre de 2016 y marzo de 2018, y tan sólo 7,3 millones menos el mes siguiente.

Más billetes nuevos-viejos

Algo similar ha sucedido con la nueva familia de billetes de 500, 1.000, 2.000, 5.000, 20.000 y 100.000 bolívares. Su introducción no cesó desde que el presidente Nicolás Maduro anunciara la reconversión y las nuevas piezas monetarias.

Más de 260 millones de piezas fueron recibidas y/o impresas para uso de los bancos y los usuarios sólo en abril de 2018. Casi la mitad (45,3%) son piezas de 20 mil bolívares, mientras el de 100 mil sigue siendo el más escaso aunque acumula la mayor parte del valor del dinero en efectivo. Son sólo 101,6 millones de piezas en un universo de 15.983,7 de billetes, que representa el 0,6%, pero con un valor aproximado de 10,16 billones de bolívares, más de la mitad del valor de todo el efectivo.

Por otro lado, el 40,1% de los billetes es de 100 bolívares pero sólo tiene 3,37% del valor total del efectivo. Esto se eleva a 59,9% si se incluyen los de 50. Es decir, dos de cada tres billetes en todo el país son de estas dos denominaciones. Esto dificulta los pagos diarios como pasaje urbano o compras pequeñas, porque muchísimos billetes de menor valor representan poco valor monetario.

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!