¿Qué tienen en común Islandia y Panamá como participantes del Mundial de Rusia 2018?

Casi ocho mil kilometros y un océano de distancia separan a Panamá y a uno de los países más fríos del hemisferio norte, Islandia. Sin embargo, en Rusia 2018 tienen algo en común: ambos jugarán su primera Copa Mundial de Fútbol.

Tanto la selección nacional panameña como la islandesa serán las únicos dos debutantes del torneo de fútbol mundial que acapara ya la atención de millones de personas y que comienza el próximo jueves 14 de junio en Moscú, la capital rusa.

El camino de “Los Vikingos”

A los jugadores de Islandia se le conoce como “Los Vikingos“. El territorio islandés es uno de los más fríos del planeta, pero también uno de los menos poblados. Es, de hecho, el país con menor cantidad de habitantes que participa en la Copa Mundial Rusia 2018, son 338.349 residentes, según el censo realizado en 2017.

A pesar de la cantidad de habitantse, la hinchada de Islandia es una de las más fieles y, desde que irrumpió en la escena deportiva internacional en la Eurocopa 2016, la forma de celebrar de los fanáticos del equipos europeo es una de las imágenes más reconocidas en el deporte mundial.

Así celebró Islandia en la Eurocopa 2016.

El proceso de clasificación de Islandia para el Mundial de Rusia 2018 fue realmente positivo. Los europeos quedaron en el Grupo I de la eliminatoria, junto a selecciones con participaciones en mundiales de fútbol como Croacia, Ucrania y Turquía. El grupo lo completaron el combinado de Kosovo y la selección de Finlandia.

Islandia venía con el buen sabor de boca de haber llegado a los cuartos de final en la Eurocopa 2016, algo que ni los más expertos se atrevieron a vaticinar. El equipo vikingo demostró un fútbol ofensivo y un orden de ideas que lo ayudó a mantenerse equilibrado y, especialmente, a no entregarse a la derrota incluso en partidos en los que iban perdiendo.

Islandia remontó un resultado adverso ante Inglaterra en los octavos de final de la Eurocopa 2016.

Durante el proceso eliminatorio, el equipo islandés apenas perdió dos partidos. Uno ante Croacia, favorita de grupo, y uno ante Finlandia. El conjunto apenas tuvo un empate y fue ante Ucrania en la primera jornada; de resto, no hizo más que ganar. La oncena dirigida por el dentista de profesión Heimir Hallgrímsson sumó un total de 22 puntos, apenas dos unidades por encima de Croacia y no solo clasificó a un Mundial de Fútbol por primera vez, sino que además lo hizo como líder de grupo.

Resumen del partido Kosovo vs Islandia por la clasificación a Rusia 2018.

El equipo islandés vive un presente de ensueño. A pesar de ser considerada una de las “cenicientas“, es tambien una de las selecciones que cuenta con mayor simpatía puesto a que su historia de superación encanta a los amantes del fútbol, además de la emotividad que ofrecen sus fanáticos en cada partido.

Pero tanta es la popularidad de los europeos que la marca que fabrica sus franelas se quedó sin inventario, debido a la alta demanda de camisetas que hay en el mercado. No hay suficientes para la cantidad de personas que quieren ponerse la elástica de “Los Vikingos” que pretenden calentar el Grupo D de la Copa del Mundo ante Nigeria, Argentina y Croacia, viejo conocido de los islandeses.

“La Marea Roja” y su recompensa

Por su parte, el camino del equipo panameño a la Copa del Mundo de Rusia 2018 fue realmente tortuoso. “Los Canaleros“, como también se le conoce a la selección centroamericana, sufrieron una dolorosa derrota en la última jornada de las eliminatorias a Brasil 2014. Cuando todo parecía sentenciado y que el equipo panameño llegaría a su primer Mundial, dos goles de Estados Unidos le dieron vuelta al partido y dejaron perplejos a “la sele” y a su afición.

Estados Unidos apagó el sueño panameño de camino a Brasil 2014.

Pero el fútbol y la vida dan segundas oportunidades -lo hemos visto antes- y así pasó en el camino a Rusia 2018. Panamá y Costa Rica dominaron la cuarta ronda de la clasificación de Concacaf para la Copa Mundial. Los panameños finalizaron en el segundo lugar con 10 puntos, seis unidades por detrás de Costa Rica, pero seis unidades por encima de Haití, que finalizó el tercer puesto del grupo.

Sin embargo, la aventura apenas comenzaba. Luego de esa cuarta ronda, los equipos de la Concacaf tienen que enfrentarse en el llamado “hexagonal final“, el último paso para llegar a una Copa Mundial de Fútbol.

Allí Panamá perdió tres partidos y empató cuatro. La oncena canalera tuvo que definir su paso al torneo mundial en la última jornada ante Costa Rica, equipo que ya tenía asegurado su boleto a Rusia. Mientras Panamá luchaba por su última oportunidad, la selección de Trinidad y Tobago se enfrentaba a la de Estados Unidos y la de Honduras a la de México. Tanto Panamá, como Estados Unidos y Honduras buscaban los últimos dos cupos al Mundial de Fútbol, uno directo y uno por repechaje.

Era una última jornada de infarto y la definición fue realmente un hecho sorprendente. Trinidad y Tobago comenzó derrotando a Estados Unidos con parcial de 2-0; este resultado le daba a Panamá y a Honduras la oportunidad de obtener los dos cupos restantes y dejar eliminado al equipo norteamericano. Pero la alegría se desvaneció poco después para los canaleros.

Costa Rica anotó el primer gol del partido en un compromiso disputado en el Rommel Fernández de Ciudad de Panamá y los fanáticos locales comenzaron a revivir los recuerdos de aquella eliminación para Brasil 2014.

La reacción panameña llegó al iniciar el segundo tiempo. Los locales anotaron un gol sumamente polémico en el minuto 52, marcado por Gabriel Torres.

Así fue el “gol fantasma” de Panamá ante Costa Rica.

El balón realmente nunca entró al arco, no pasó la linea de gol. Sin embargo, el árbitro principal Walter López dio por válida la anotación y los panameños comenzaron a creer nuevamente en la posibilidad de clasificar al Mundial de 2018.

Faltaban cinco minutos para el final del partido en Panamá y el marcador se mantenía en 1-1. Los locales llegaban a once puntos y así, quedaba un punto por debajo de la clasificación que, hasta ese momento, la tenían Honduras y Estados Unidos.

Pero llegó la gloria para los centroamericanos. El capitán del equipo, RománLa MurallaTorres tomó un balón rebotado que se metía en el área costarricense, ganó la posición al defensor tico y remató con fuerza de pierna derecha para vencer al guardameta del equipo de Costa Rica y darle el pase a Panamá a su primera Copa Mundial de Fútbol.

El gol de Román Torres es una de las imágenes más vistas por los panameños.

La emoción fue tanta en el Rommel Fernández que el estadio se volvió un puño apretado gritando gol y celebrando al capitán del equipo, que se volvió en un héroe nacional casi de inmediato.

Finalmente la clasificación de Concacaf fue ganada por México, en segundo lugar quedó Costa Rica y Panamá finalizó en el tercer puesto, consiguiendo un pase directo en Rusia 2018, mientras que Honduras terminó en el cuarto lugar, pero perdió el repechaje ante Australia en partido de ida y vuelta. Estados Unidos fue el gran perdedor de la jornada. El equipo que cuatro años atrás había liquidado los sueños panameños, vio cómo Trinidad y Tobago apagó sus esperanzas y lo dejó al margen de la cita mundialista.

Panamá está en el Grupo G del Mundial de Fútbol junto a grandes selecciones como Inglaterra y Bélgica. El cuarto integrante es Túnez, que si bien no es tan temido como los otros dos, sí es otro equipo con tradición mundialista.

(Visited 323 times, 2 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed