César Farías tiene un plan para llevar a la Verde boliviana al Mundial 2022 - Efecto Cocuyo

César Farías tiene un plan para llevar a la Verde boliviana al Mundial 2022

Es una realidad. El sucrense César Farías se convierte en el primer venezolano en dirigir una selección nacional en el exterior: La Verde. El once boliviano será manejado por el criollo  quien confirmó a Efecto Cocuyo que los rumores sobre su nueva designación son verdad.

Farías (Güiria, estado Sucre, 1973) es actualmente el director técnico del paceño The Strongest, en la primera división del fútbol boliviano. Para las próximas horas  se espera la confirmación oficial con la selección nacional de Bolivia. El trato inicial es que el venezolano estará a cargo de la Verde hasta diciembre, para dirigir cuatro partidos,  y luego será el DT de la oncena durante cuatro años con miras al nuevo ciclo para las clasificatorias al Mundial 2022, en Qatar.

Desde marzo pasado la prensa boliviana lo ha dado como un hecho y ahora el ex técnico de la Vinotinto venezolana lo confirma, aunque aclara que ha preferido ser prudente en la espera del anuncio oficial por parte de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF). 

Un Farías que se percibe a sí mismo más maduro- y tal vez menos polémico,-accedió a conversar en La Paz. Antes le vimos en Santa Cruz, donde The Strongest le ganaba al local y eso produjo una protesta de fanáticos, cosa usual en las lides bolivianas.

Precisamente uno de los retos planteado a Farías es cómo mostrar que a la selección no se le dice que no y que unidos pueden llevar a Bolivia a pisar la grama de una cita mundialista.

Aunque Bolivia no clasifica a un Mundial desde 1994, en las eliminatorias para Rusia 2018 quedó de noveno en el grupo suramericano, un escalón por encima de Venezuela.

“La idea es que el trato (con la FBF) no sea dependiente de los resultados de los cuatro partidos invitacionales, porque así como se corre el riesgo de estos resultados, también ellos corren el riesgo de que uno reciba una buena oferta y la pondere al no tener una seguridad, un compromiso”, comenta el técnico.

Los cuatro partidos que jugará Bolivia son el 25 de mayo en Santa Cruz ante el seleccionado Sub-23 de Holanda. El 28 se hará una visita a Estados Unidos, en Filadelfia y para el 7 y 9 de junio se tienen programados compromisos con las selecciones mundialistas de Corea del Sur y Serbia, ambos en Austria, reporta el diario Página 7

Para Farías, Bolivia cuenta con varios factores a favor. Primero que es un país con 110 años de tradición en el balompié- “el presidente es futbolero, el dueño de la empresa más importante también lo es, hay clubes, hay experiencia y el fútbol es el deporte número uno”- y luego la altura- La Paz está a unos 3600 metros sobre el nivel del mar. ”

“La altura en la competencia existe y se le saca provecho. La expectativa es  poder generar un proceso que nos lleve a jugar un mundial”.

El nativo de Güiria guarda un silencio prudente sobre los planes con esta selección. Aunque se le ve seguro de su nuevo rol, apenas asoma nombres sobre el equipo que le acompañará, entre ellos el del también venezolano, Manuel Llorens, quien es parte de su cuerpo técnico en The Strongest y quien en Venezuela lo acompañó en las selecciones juveniles y en la absoluta.

Sobre lo que no calla es acerca de la Vinontinto venezolana. Por primera vez,  desde que salió de la selección, hace comentarios en relación a los resultados de las eliminatorias de 2018, el rol de la dirigencia y las expectativas respecto al 2022.

Farías, quien asumió las riendas de la selección de Venezuela desde 2007 hasta 2013, logró clasificar a una Copa del Mundo sub-20 en 2009 y obtuvo el cuarto puesto de la Copa América Argentina 2011 con la selección mayor, asegura que el cupo de Perú para el Mundial de Rusia le correspondía a Venezuela.

Agrega que la selección estaba en su mejor momento, en cuanto a la madurez de los jugadores y producto del cambio generacional que se había iniciado diez años atrás. 

“Se tiró un premundial al vacío” dice sin aludir directamente a un nombre porque, asegura, se pueden usar muchos argumentos para evaluar superficialmente un resultado. No obstante, cuestiona a la dirigencia del fútbol nacional por ser, a su juicio, poco capaz de obtener mejoras para este deporte.

Acabar con el “Nunca”

Consultado sobre los retos de la Vinotinto para el 2022, Farías señala que hay una nueva ilusión, pero que la selección es muy joven.

“Hay una nueva ilusión con estos jóvenes  que fueron al premundial (2017), pero lógico también son muy jovencitos. Lamento que se haya hecho un cambio generacional cuando no correspondía. A  estos muchachos había que protegerlos y que vivieran su ciclo. En esta eliminatoria Venezuela tiene mas espacio pero los otros países también tienen ambiciones”.

Como el fútbol es más que el aspecto técnico, Farías refiere que hay que acabar con los “Nunca”.

 “Nosotros nunca le habíamos ganado a Brasil, le ganamos; tampoco a Argentina y le ganamos. Y así fuimos venciendo “nuncas”. Hoy volvieron esos “nunca”. En fútbol eso es mentira, por ejemplo, que  el país no tiene los recursos. El fútbol no se alimenta de los recursos internos sino de los recursos externos”. 

También señala que hay que hacer las observaciones que permitan crecer. Trae a colación una frase: Es como si se tuviera miedo a soñar.

“Eso es parte de las necesidades que tiene una sociedad, si siempre vamos a ser los últimos para competir, no creo que esa sea la historia que nos dejaron nuestros libertadores”.

No son ladrones, sino incapaces

Consultado sobre las implicaciones del Fifagate y la percepción de que la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) es un ente con irregularidades, el técnico va a contracorriente en cuanto a su opinión sobre  la administración interna.

“Voy a decir algo que sé que me van a caer las críticas: las coimas del FifaGate no eran para la Federación venezolana sino para los votos externos. Lo que le criticaría a la dirigencia es la falta de capacidad para conseguir más recursos  para el fútbol. Se les ha señalado de ladrones. Yo no diría que son ladrones sino incapaces, no entendieron el momento histórico para poder generar más recursos para el fútbol venezolano. Han podido hacer crecer cien veces más la actividades y no excusarse en la situación del país. El fútbol  está globalizado. No creo que si se presentara un proyecto, como el fútbol en las favelas de Brasil, no recibiría financiamiento internacional. todo eso tendría financiamiento internacional, no solo  de la Fifa”, afirma.

“Ahora tengo un nuevo reto” y por más que haya  dirigido al Club Tijuana de México, NorthEast United de la India, Cerro Porteño de Paraguay y más recientemente a The Strongest donde tuvo una primera etapa entre 2016 y 2017 y esta última que comenzó el pasado mes de marzo, estar al frente de la Verde lo lleva a un escaño que ningún técnico venezolano había tenido jamás.

“Le tocará hablar a los resultados” concluye.

Foto: Cortesía Luis Cotte

 

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!